Cenizas

Cerca de 8 biombos mentales custodian todos esos asuntos pendientes con los que tengo que lidiar. Los que duelen de verdad. Son heridas no cosidas que guardo en una caja. Las oculto sistemáticamente, y mi cuerpo se enferma paulatinamente en silencio. Por las noches, cuando está más blando y expuesto, puedo escucharlo. Está llorando. Las heridas no se cierran solas, continúan sangrando, y si me niego su existencia, acaban por supurar. Para curarlas, he de cruzar todas esas barreras, pero, paradójicamente, cada vez que intento llegar al centro de todo, duele más y más. Cada muro que saltar requiere un camino largo y oscuro hacia el interior que me trae caras, recuerdos, lágrimas.


También hay en el suelo palabras que digerir entre pared y pared. Les prendo fuego. Veo arder todo eso anteriormente dicho y escrito. Me quemo los dedos en el proceso, y me creo estúpidamente que algo sana dentro. Nada de eso. Me autoengaño. El dolor que siento sigue estando ahí, y como el fuego que veo, lleva un tiempo lograr que se marche, que acabe. Y va a seguir quemando aunque a la vista solo queden cenizas grises apagadas.


instagram

_Llaysha_

Anuncios

Desde el óxido

Y yo, que les he visto crecer,
me pregunto cuándo acabará su rebeldía.
Y es que antes se oía que nosotros,
los de hojalata y modernos metales,
alzaríamos nuestra fuerza contra ustedes,
los humanos,
o denominados como tales.

Y de tenerlos de carne, como los suyos,
estos ojos míos, de tuerca,
de mis cuencas asustadas
se me saldrían,
al ver que pasan los años
y ustedes creyendo que algo épico pasará en un futuro lejano
y a lo mejor entonces podrán remendar su fechoría.

Pero desde aquí yo veo,
con mi lógico razonamiento,
que a menos que quieran,
nada pasa,
salvo valioso tiempo.
Y solo cambiará algo cuando trabajen juntos
y levanten la voz fuera de casa.

Y de hacer mucho ruido y exigir a los de arriba
no solo va la cosa,
sino también de reflexionar bien antes de intercambiarse las monedas,
para adquirir a cada rato todo eso

con lo que se cubren de forma vistosa
o cuando compran comida que meterse en la boca.

Ojalá escuchen mi voz alta y clara
y dejen de comportarse como majaderos,
ya que si no ponen remiendo ahora,
a esa rebelión pacífica que debiera pasar
no le llegue nunca su hora
y del mundo que conocemos
no quedarán más que ceniza y huesos.

Por eso te digo a ti, persona que lees esto,
actúa hoy,
que ni lo animal ni los de metal podemos.
Por un planeta limpio donde quepamos todos.
Piensa en tu hogar y arrima el hombro,
que no es solo tuyo,
pero en ti está frenar este entuerto.

Fotografía: Adasat Delgado @adasatdelgado

Fotografía: Adasat Delgado @adasatdelgado


instagram

_Llaysha_

Arde Gran Canaria

Aquí un pequeño poema que escribí a raíz de los incendios en mi isla, Gran Canaria. Por suerte, la situación está casi controlada, pero ha dejado 10.000 hectáreas destruidas. Y ahora están saliendo imágenes y vídeos del Amazonas, que se está destruyendo a pasos agigantados. El tamaño de un estadio y medio cada minuto.

Fotografía del periódico Canarias7.

Hay mucho que reflexionar. El mundo tal y como lo conocemos está desapareciendo. Queda saber si sabremos reaccionar y cambiar radicalmente nuestro estilo de vida. Consumo excesivo de carne, de recursos, plásticos, consumismo desmedido, …

* A todo esto, una recomendación, una serie llamada “Years and years”. Muy interesante sobre una familia viviendo el futuro cercano (y loco) que desgraciadamente parece que nos espera…


Sigue leyendo