Pa’ las pintas

Me parece que he encontrado el lugar perfecto para decirlo sin morir en el intento. Entre tanto “feisbu“, tanto “istagrán“, parece que lo que cuenta hoy por hoy es el dichoso postureo, (lo que de toda la vida se ha dicho “pa’ las pintas”). Redes sociales a miles, hay tantas opciones, que es difícil teclear el nombre de alguien por internet y no encontrarlo. ¡Qué suerte! Así estamos en contacto, porque …¿son pa’ eso, no? ¿o no? …

Ay las redes “sociales”, que mejor se llamaran redes visuales, por razones obvias. Si fuera social, nos hablaríamos con esos 210 amigos que tenemos en la lista de contactos. Que vale, quita que de esos, 10 sean familiares, y que puedas tener pongamos que 10 ó 20 amigos relativamente cercanos. Sin embargo, ese tipo de espacios están más enfocados para los conocidos en lugar de para los amigos, porque tus amigos te pueden querer mucho muchísimo, pero tu red social les resbala un poco, porque ya te ven in real life, en directo. Por eso el término visual le va mejor. Red visual, porque lo que cuenta es poner mil imágenes de tu supervida o de tu supercareto, o una combinación de ambos, la cosa es tratar de que sea SUPER para esos que no están dentro de tu vida diaria. No tendría sentido presumir con personas que ya saben que lo que ven en tu perfil se parece menos a tu vida real que un boliche* a un balón de playa. Porque me pueden decir que solo se ve una pincelada, claro, pero no te olvides, la pincelada que queremos enseñar.

Anuncio fiesta cerveza

Lo que podría ser cualquier anuncio de cerveza, salvo que éste, tiene al gran NACH.

Nos metemos en un círculo de aparentar, que tu perfil sea lo más parecido a una aventura estilo anuncio de cervezas (de marca indiferente, porque todos tienen como colofón la máxima fiesta con flejemil* amigos), aparentar ser una persona tan fotogénica… ¡Aaay esa foto de perfil! modélica, impoluta, que todos hemos tomado en tardes de aburrimiento, eso sí, 48 veces, como poco. Poco importa la cantidad de filtros y efectos superpuestos sobre la foto. Que yo pienso, entre tanto retoque y tanta postura estratégica, muchas veces es casi imposible identificar a la persona que veo en la vida real conforme a esa foto de perfil. Se convierte en una figura tan genérica que mínimo pudiera encajar con otros 3 contactos de la lista. Así de despersonalizado queda, supongo que es cuestión de gustos. Al final lo que cuenta es el resultado, o al menos eso parece.

Voy a decirte una obviedad que parece que se nos olvida. Una imagen, por muy bonita que sea, no deja de ser lo que es, una simple representación, que por otra parte, intenta adaptarse a unos cánones, pero no voy a entrar en lo que ya sabemos.

La imagen no lo es todo, y no hay nada como las palabras para trascender en las personas, porque el diálogo es lo que tenemos para conectar de verdad unos con otros.

En fin, no podemos negar que somos hijos de nuestro tiempo, y como tales, hemos sucumbido al dichoso postureo, y con ello, al vivir a través de pantallas, o viceversa. No sabría decir cuál es la causa y cuál la consecuencia. Una pantalla como ésta, desde la que escribo y edito (y vuelvo a editar) … ¿no será esto otro postureo? Ya paro, por si aca.


* Palabrejas:

– flejemil o fleje = muchos

– boliche = canica


instagram

_Llaysha_

Anuncios

9 comentarios en “Pa’ las pintas

  1. Pingback: Mente anónima | El pensadero de Yai

  2. Cuántas veces me he planteado dejar mis redes sociales. Probablemente termine por hacerlo, porque es más el mal sabor de boca que dejan que otra cosa.
    Y más aún, las redes sociales se han vuelto el nuevo negocio, el nuevo método publicitario. Tal vez sea eso para lo que las use finalmente, porque en lo personal termino más infeliz que otra cosa.

    Le gusta a 1 persona

    • Hola :), yo hace tiempo que dejé de lado Facebook, que es la única que tenía, porque realmente ya no me aportaba gran cosa. Así que cambié los ratos perdidos por actividades más productivas y que me gustan más, como el blog 😊 Y sienta bien estar un poco más desconectado 😋

      Me gusta

  3. Muy acertada tu reflexión, la cual comparto al 100% si siempre me reía cuando veía fotos de gente conocida en sus redes sociales pues su aspecto era completamente distinto al que presentaban en la vida real…photoshop ¿dónde? Al final la única que tenía la cerré porque no tengo paciencia ni constancia con esas cosas, y me dedico solo a mi blog y el correo electrónico (antigua) saludos y gracias por seguir mi blog 🙂 Tu espacio es muy interesante.

    Le gusta a 1 persona

    • Buenos días Coremi, muchas gracias por pasarte y comentar.

      El Photoshop siempre presente, o si no, ya las filtros valen (como el de mi foto en el blog jajaja).

      Yo tampoco uso, de momento email y WordPress suficiente (no somos antiguas, digamos Vintage 😉).

      Muchas gracias por el piropo al blog, ya me estoy paseando por el tuyo y te devuelvo el cumplido. Nos leemos 😊

      Le gusta a 1 persona

  4. Por fortuna, tengo veintisiete años, y el trastorno narcisista de la generación Pokemon Go me pilló mayor. Cuando acabé la carrera, eliminé de las redes sociales a tooodos los compañeros de la facultad y conocidos varios con los que no tenía relación, para finalmente terminar por eliminar mis cuentas de Facebook, Twitter e Instagram. Y lo más asombroso de todo, es que entonces me percaté de todo el tiempo libre que me consumían. Hoy en día, sólo tengo Twitter para mantenerme al tantl de lo que sucede en el mundo.
    Creo que las redes sociales son una buena herramienta para hacer contactos profesionales y conocer gente interesante, pero también pueden ser un veneno si se usan con otros fines más superfluos.
    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    • Bueno, hablar de las redes sociales da para hablar un buen rato. Tienen sus ventajas, por supuesto, pero vivir conectados no implica estarlo únicamente a la actualidad, sino a las pantallas de nuestros móviles y a las imágenes que se comparten por estos medios. Y todo lo que eso conlleva…
      Actualmente no tengo cuenta de Facebook, Twitter ni Instagram.

      * Me estaba planteando abrir una cuenta de Instagram enfocada al blog, por darme a conocer más (relacionado con la otra entrada que escribí “Mente anónima”), pero no lo tengo claro. Entro en conflicto conmigo misma. Temo caer en las garras del postureo… Dios/el cosmos me libre… En fin, quién sabe 😜.

      Muchas gracias por pasarte por estas entradas prehistóricas, me hace releerme y repasar mi camino personal. Gracias, Pablo, por eso y por la charla ☺️🍀.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s