La revolución industrial de las hormigas 

Llega un nuevo día. Las hormigas empiezan la jornada antes de la salida del sol y se dirigen en fila hacia el centro del hormiguero. En orden. Disciplina y jerarquía. Cascos de colores recuerdan sus funciones y cargos. Comienza el trabajo.


 

Empieza el ajetreo en las salas con el constante ruido de las máquinas funcionando. Una ruidosa bomba de agua expulsando vapores, pitidos y alarmas anuncian la llegada del material, un aparato que da golpes al descargarlo, cadenas que chirrían lo arrastran por cintas transportadoras.

Transcurre la mañana y las hormigas, actuando como inertes robots seleccionadores, apenas apartan la vista de las cintas mientras van seleccionando y separando lo aprovechable de los residuos. El resto es empujado por las cintas hacia un depósito final. Revolucionaria mecanización para garantizar un procesado efectivo. Tal especialización las hace imprescindibles en su función, y a su vez, las hace ser una parte más de los artefactos del sistema.

Entretanto, de fondo resuena un hilo musical en un intento pobre para amenizar sus días, música monótona que se repite en bucle. Las hormigas en su mayoría ignoran la existencia del día o la noche, de la luna y su influencia en las mareas, o del sol, que calienta la tierra. Y así, como en la Alegoría de la caverna de Platón, sus mentes, limitadas a su percepción, permanecen dormidas, ajenas a la realidad que las rodea.


 

Sin embargo, hay unas pocas hormigas, las que tienen alas, que conocen el mundo exterior más allá del hormiguero. Solo estas pueden, con cierta altura de miras, convertirse por unos momentos en ese niño que las observa en lugar de ser el producto que acaba siendo empaquetado y absorbido por el engranaje de la máquina.img_0608-17

“Porque al final, no recordarás el tiempo que pasaste trabajando en la oficina o cortando el césped. Escala esa maldita montaña.” – Jack Kerouac.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s