El bloqueo del bloguero

Leía ayer un blog, de los que no puedes parar de leer, Soldadito marinero, de los que enganchan con lo que escribe. Y leía su entrada “Entre gajos y gajas”, y no podía dejar de aplaudirle en mi mente.

¿Cómo puede ser que nos pase por la cabeza el mismo tipo de pensamientos? Supongo que las similitudes son lo que nos hace conectar unos con otros por este mundo virtual.

Volviendo a su entrada, dejando de lado el tema de la media naranja y los gajos, en cuanto a la escritura en un blog, creo que es algo que nos pasa a muchos.

img_1066

Les pongo en contexto. Proponiéndome la meta de una entrada semanal, bajo esa presión autoimpuesta, estoy saboteando constantemente mis propias ideas, dejándolas en entradas abortadas. Porque escribo y releo mil veces lo que trato de decir, y a veces no es solo que parezco no encontrar la manera, sino que me planteo si es algo que llegará a ser leído. Y es que todos los que escribimos, queremos que nos lean. Es cierto que buscamos mejorar
en el escribir, pero es un placer saber que hay quien te lee y le gusta lo que escribes, porque te anima a seguir. De otra manera, nos limitaríamos a escribir una libreta y esconderla en un cajón.

Y eso es lo que pasa en un blog. Es como escribir una carta y echarla al viento, con el potencial de multiplicarse en el aire para llegar a muchas casas, a caras, que leen atentas tras una pantalla.

Y abruma un poco. Que como bien dicen, no es el bloqueo del escritor de lo que hablamos. Yo más bien lo llamaría el bloqueo del bloguero.

Porque es verdad que estamos ya hechos a vivir deprisa. Nos acomodamos en el sillón y nos parece más atractivo VER antes que leer, por eso es que queremos hacer entradas lo suficientemente bonitas para que alguien se pare en este escaparate y entre a curiosear. Y no es nada fácil, a ver, que competimos con el señor Youtube, la televisión, y demás.

Sin embargo, al mismo tiempo, hace falta conectar. Si no fuera así, no habría ni blogs ni lectores. No paro de leer entradas con comentarios en los que hay personas contestando que se sienten identificadas con lo que el escritor cuenta. Y con eso me quedo, con lo mucho que tenemos en común, y las entradas que escribimos no son más que compartir lo que pensamos o las historias que creamos.

Al final se me estaba olvidando que uno debe escribir para sí mismo, y escribiendo para uno, siendo honesto consigo mismo, es cuando se puede realmente conectar y trascender con los que entran un rato a nuestro espacio virtual.

Porque al final, esto es un poco como la vida, es un trasiego de gente que viene y va. No podemos esperar gustar a todos los que se pasan por nuestra casa llamada blog personal. Que se quede el que le guste, sin presiones, que aquí les recibimos con los brazos abiertos.

Esto es una entrada de aliento para los que sufren, como yo, la presión de cautivar con lo que escribimos.

Un abrazo, para los que escriben, y para los que leen. Especial mención a los que se paran a comentar, doble mérito por regalarnos su tiempo en este mundo apurado que vivimos.

PD. Acabo de estrenar una página en Facebook, El pensadero de Yai, porque creo que puede ser un espacio más cercano con ustedes. Si tienen algún consejo, estaré encantada de escucharlo.

Anuncios

13 comentarios en “El bloqueo del bloguero

  1. Realmente cierto todo lo que planteas y expresas en tu post, todos sentimos esa pequeña presión de agradar con nuestros escritos, pero hay veces donde perdemos nuestra esencia y allí en donde debemos mantener nuestro convicción y recordar el porque empezamos a escribir en nuestro blog. Puede encantada con esta entrada ya que estoy pasando por el bloqueo del bloguero jajaja
    Besos y Saludos

    Le gusta a 1 persona

  2. La verdad es que escribimos para explicarnos cosas, para entender cosas y en esa búsqueda se encuentra alguien más que lee lo que escribes y se siente identificado. La autenticidad le da el gusto, pero es importante aprender a reconocerlo. Excelente entrada, que la musa nunca muera. Saludos.

    Le gusta a 1 persona

  3. Pingback: Mente anónima | El pensadero de Yai

    • La presión autoimpuesta solo sirve para alimentar el bloqueo del bloguero, y se traduce en muchos aspectos. Así que mejor tomárselo con calma. Ir publicando con cierta constancia, sin muchas pretensiones, leer mucho, y poco a poco mejorar. Gracias por comentar 😉 Un abrazo.

      Me gusta

  4. Por si os sirve…
    Creo que escribir es algo que tiene que fluir de una forma natural…sin imposiciones…sin presión…sin fechas límite. Si hoy tienes algo que decir… algo que expresar con palabras…. escríbelo porque eso que escribas sin haberlo “premeditado” conectará con la gente… será espontáneo… fresco. Si tú mismo te impones la regla de… una entrada semanal…. una entrada diaria…. una entrada quincenal… acabarás forzando temas sobre los que escribir que perderán esa frescura que tiene la idea que te viene de repente a la cabeza porque estás mirando por una ventana y te recuerda tal o cual cosa…. o vas en el metro o en tren y oyes o ves algo que te genera una “pincelada de cordura” (jejeje)… o te levantas nostálgic@ y te apetece contar una historia con una pizca de realidad y una pizca de ficción…
    Por eso yo siempre tengo a mano una libreta…. bueno… ahora utilizo mucho las “notas” del móvil y ahí voy añadiendo ideas que luego desarrollo…. y cuando están “maduras”…. las publico… 😉

    Le gusta a 1 persona

  5. Hola de nuevo, Ote.

    Tienes razón en lo dañino de autoimponernos una frecuencia determinada en el blog. Es una presión constante pensar sobre qué escribir mañana porque “te tocs”. Y encima, esperar que te salga algo medio decente y que guste, claro. Muchas expectativas por el camino.

    Lo mejor es observar más. Estar más atento y yo, como tú, con las Notas en el móvil siempre que me surgen ideas o en “cachos” de papel.

    Si no, se mata la frescura y la naturalidad. Lo que sí que es bueno aquí (como en todo) es practicar. Independientemente de si publicamos o no, ya que aquí nos enfocamos a eso, porque esto es “internéh” y sus consecuentes lecturas, me gustas o estrellitas y comentarios. Pero lo importante es escribir. Dar forma a las cosas y luego, cuando estén maduras, como dices tú, se publican o no.

    Gracias de nuevo, especialmente por regresar a esta entrada, aunque no sea de las más recientes.

    Abrazos 🍀😉.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s