Buscando un buzón

Buscando un buzón, al salir del trabajo, muy de casualidad, me encontré con esta cabina de teléfono, normal y corriente, solo que llena de libros. No pude evitar echarle una foto. Ya lo había visto antes en otros sitios, (¿y ustedes? A cada sí por respuesta me gustaría ver una foto 🙂 ).

 

 

Siempre me alegra y pienso que debo dejar algún libro, y coger otro, claro, que de eso se trata. Pero todavía no he cogido ninguno, y es que me gustaría dejar uno a cambio, pero, ¿cuál dejar?

Y me quedo pensando … Pensamiento 1: Ufff qué desapego más brutal debe ser el de soltar libros. Pensamiento 2: Con más razón, qué cosa más bonita y generosa, ¿no?.

Pensamiento 3: Si fuera a dejar uno (que suena así como demasiado hipotético e irrealizable, prometo que no), en ese caso, me gustaría dejar uno que me dejara cierta huella, y así , compartirlo y a su vez que dé con una persona que lo lea y también lo quiera compartir a los 4 vientos, como cuando das con la mejor pizzería de la ciudad. Bueno, bonito, … ¡¡¡¡cucaracha en el plato!!!! Ups, esto debe ser el pensamiento 4 ó 5 ya por lo menos).

Vuelvo, vuelvo. Resumen de los hechos: Apuntarme a la iniciativa de intercambiar libros, y no pisar más cierta pizzería.

 

PD. Me gusta la gente que me recomienda libros. Si acabara de llegar a este mundo, ¿qué clásicos o qué libros me dejarían en la cabina para leer cuando entre a curiosear?

 

Gracias de antemano.

A mi planeta llegó“El principito”, “El club de los poetas muertos” y “La ladrona de libros”. 😉

Anuncios

2 comentarios en “Buscando un buzón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s