Pimientos no, gracias

Día de perder seguidores, como diría el grupo cómico canario Abubukaka.

En su caso, es cuando van a hacer un chiste que consideran menos bueno en Facebook, y en mi caso, cuando voy a tocar un tema que puede abrir alguna brecha. Esperemos que no, trataré de hacerme entender y que haya un diálogo sano, ¿vale?

Esta va a ser una entrada de desahogo, con la que quizás, algunos de ustedes se sentirán identificados.

Sitúense. Un momento cualquiera del día, imaginemos un sábado. Salir a cenar con los amigos.


– Pero miren que yo no como pimientos, ¿eh? No me vayan a llevar al paraíso del pimiento, que la tenemos. – (esta vengo a ser yo)

Y si se da el caso de que algún conocido se haya agregado a la cena suele caer el mítico:

– ¿Cómo no vas a comer pimientos? ¿Estás loca? A tu organismo le hace falta. – (el nutricionista encubierto)

O en su defecto, si es más comprensivo:

– Y eso, ¿por qué?

– Bueno, calabacinos y lechugas y eso sí que como. Solo que no como pimientos.

– Ahhhh, ¿eso sí? Pues no lo entiendo entonces, ¿no son todo lo mismo?

Y llega la avalancha que esperabas.

– ¿Y qué hay de los tomates? ¿Y qué me dices de las aceitunas? ¿Tampoco te las comes?

Y aquí se desarrollará una disertación sobre la vida en la que no quieres entrar, pero en la que te metes. Y para darle más sentido, y me sigan en mi línea de pensamiento, ahora cambien “pimientos” por “carne“, y de ahí, deriven las verduras por otros productos de origen animal, ¿vale?

Suspiro fuerte… Allá vamos.


NO, no como carne.

Ya sé que es bastante común hoy en día. Cada vez más gente está adoptando esta opción gastronómica. Si está en tendencia o no, no voy a entrar en eso, porque también he conocido a más de un “vegetariano” que digamos que lo son de 8 a 14:00, que luego se comen una hamburguesa con sus papitas ricas, y luego “vuelven” al vegetarianismo de nuevo, pero aquí cada loco con su tema.

lisa simpson vegetariana pensando oveja

Referencia a Los Simpsons, cómo no.

La cosa está en que yo, en mi caso particular, no como carne digamos de animales andantes y danzantes, porque lo que es pescado y otros productos de origen animal sí como de vez en cuando. (SÍ, caigan sobre mí los 7 males bíblicos).


Comentarios desafortunados que puedes escuchar con cierta frecuencia:

Qué mala persona, mira que no comer “carne carne”*, pero comerte a los pobres peces… ¿¿y eso no te da pena??

– ¿Y no sabes que para conseguir pescado se usan técnicas de arrastre que destruyen todo el fondo marino?

– ¿Y cómo es que no estás en contra de la industria láctea?

Pues a ver, queridos míos, a todos aquellos que quieren hacer recaer sobre los hombros de vegetarianos/veganos el peso del mundo, no comer carne (o ningún producto animal) es una elección. Igual que tú decides seguir comiéndola. O no.

Es una decisión. Ni mejor, ni peor. Pero respetable, como todas. No nos hace seres superiores. No nos hace activistas por todas las causas. No nos hace poseedores de la verdad absoluta. Ni mucho menos perfectos. No nos hace hippies incongruentes si se da la casualidad de que no comes carne y tienes un smartphone. Tranquilo, no lo llames incoherencia, se llama ser hijo de tu tiempo.

Cada uno ve las cosas desde su punto de vista. En base a eso, cada uno escoge lo que va más acorde a sus convicciones e ideales. Aunque, si bien es cierto que no estoy a favor de la industria cárnica, ni láctea, ni piscifactorías, pues de momento, no lo he abolido en mi vida.

A mí se me mueve algo por dentro de pensar en la cantidad desorbitada de animales que se matan al día (créanme, es de locos). Ir a comprar una ensalada, y que incluyan pollo o bacon o jamón, o un mix de todo, en la mayoría de ensaladas, da que pensar. O que la opción vegetariana/vegana en el menú sea tan limitada.

Quizás sea lo que vea en un sentido más inmediato, pero también soy consciente del impacto medioambiental y la destrucción que conlleva la producción intensiva, de cualquier índole.

A colación de esto último, tengo taladrada en mi cabeza la frase “En 2050 en el océano habrá más plástico que peces”.

Léela de nuevo. Que 2050 es mañana, como quien dice. Es una predicción terrible, y al parecer, inminente, pero siempre se puede hacer algo.

Así que cada uno que haga algo por eso que le mueve por dentro.

Nada más. Y nada menos.

En mi caso concreto, ¿por qué lo decidí? Pues comencé a interesarme por ciertos temas, y supongo que tomé algo de conciencia naturista o ecológica, quizás. Porque no me gusta la idea del sufrimiento animal (obvio, ¿a quién sí?), y no solo eso. No quiero soltar un discurso animalista aquí, pero encuentro que hay algo mal en nosotros como especie, que no hemos sabido entender el equilibrio de la naturaleza. Y nos la estamos cargando, junto a La Tierra entera. Y va todo ligado, estoy en contra de la producción intensiva, como les decía, ya sea de carne, de ropa, de pajitas de plástico*, o de lo que sea. Porque en muchos casos, casi todos, por desgracia, conlleva explotación de recursos para enriquecer a unos pocos, sin respetar nada.

Pero ya que estamos hablando del ámbito alimentario, continúo.

Producir carne (lo cual se traduce en matar tropecientos animales al día) con el fin de hacernos unos sanjacobos o unas salchichas ha dejado de tener sentido en mi cabeza.

Porque también me crié comiendo carne, pero decidí cambiarlo. De hecho, solo llevo unos escasos … ¿3 años? sin comer “carne carne” *(permítanme el término, ya que ocasionalmente, sí que como “bichos* marinos”).

nevera llena animales mensaje vegano veganismo

¡Qué distinto sería encontrarlos así en la nevera!

La cosa es que he tenido la “suerte” (poniendo aquí unas comillas grandes como un castillo) de ver un matadero por dentro. Y más de uno en realidad, trabajo en uno (JA! una incongruencia más de la vida), y no me gusta la producción sin medida. Y la oferta va de mano de la demanda, ¿cierto? Pues se produce tantísima cantidad porque es lo que la sociedad consume.

Así, siguiendo este razonamiento, no entiendo del todo que cómo van a manifestarse a las puertas de los mataderos algunas asociaciones (con las que estoy de acuerdo en parte), en lugar de a supermercados, por ejemplo. Si lo que quieren es crear conciencia, con imágenes de jaulas de pollos dudo que consigan mucho.

Porque así como veo mucha gente como yo (Flexitarianos es la denominación apropiada para los vegetarianos que son flexibles en su dieta), también veo, a nivel general, la tendencia a un exceso en la ingesta de productos de origen animal. Especialmente si nos comparamos con nuestros abuelos, que sobretodo comían verduras y legumbres. (Que igual eran más pobres, sí, no les quito razón, pero no se engañen. Comer carne para desayunar, almorzar, merendar y cenar, no es bueno, ni para los bichos*, ni para las personas).

La decisión está en el consumidor. Y es eso lo que hay que cambiar. La información es poder. Si los consumidores supieran mejor lo que se mueve detrás de la producción intensiva de productos de origen animal, posiblemente seríamos más flexitarianos por el mundo.

Todo esto, desde mi bonito y manchado punto de vista (no olvidemos que yo como pescaditos indefensos, y pulpo, y calamares, y otros). IRONY ON * 😉

Siento el cariz provegano con el que concluyo, táchenme de radical, pero cuanto más conozco del tema, más claro lo tengo.

El veganismo es el futuro del planeta, si queremos que siga habiendo uno.

mensaje vegano veganismo pancarta elefante

Comer animales es la principal causa de: Calentamiento global Agotamiento y contaminación del agua Zonas muertas de océano Destrucción de la selva Extinción de especies Pérdida de hábitat La inanición humana en el este Salud humana enferma en el oeste Explotación animal que sufre matanza


Palabrejas varias:

* Carne carne: dígase carne procedente de vaca, de cordero, de buey, de pavo, de conejo, de pollo, de caballo, de cabra (animales no marinos, en definitiva).

* Bichos: En realidad, llamo así a todos los animales, desde un sarantontón a un camello.

* Pajitas de plástico: Quizás no estén al tanto de muchas campañas que se están dando para tratar de acabar con el uso de pajitas de plástico, ya que es un accesorio totalmente prescindible e innecesario, que es desechado tras un uso. Y a partir de ahí, trasladen eso a otros envases plásticos que usamos a diario, un uso y a la basura… Pensemos en conjunto. En el 2050, más plástico que peces en el mar. Ahí lo dejo.

* Irony On: modo irónico encendido.


instagram

_Llaysha_

Anuncios

26 comentarios en “Pimientos no, gracias

  1. Te comprendo muy bien, yo fui vegetariana por un tiempo y la verdad es que es raro que coma carne, y la como por evitar problemas con mi madre, ya que ella no entiende eso y las personas tampoco, hay mucha ignorancia sobre el tema.
    Lo único que no te comparto es lo que dijiste al principio de “opción gastronómica” ya que las personas que eligen este camino es por consciencia al daño que se está haciendo.

    Le gusta a 2 personas

    • Lo sé, lo escribí y lo pensé exactamente como me lo dices y luego no lo edité. Simplemente, lo dejé como el titular de la idea y a lo largo de la entrada lo fui desglosando un poco. Porque pienso igual, no es una opción gastronómica en realidad, pero bueno, creo que más o menos me hice entender en que hay mucho más detrás de la fachada del “cambio de dieta”. Yo tuve la suerte de que en mi entorno directo lo aceptaron muy bien, y se han adaptado, de hecho, en general, ya comen menos carne (me pongo muy pesada en las comidas familiares jeje). Muchas gracias por comentar 🙂 Besos.

      Le gusta a 1 persona

    • Me alegra mucho leer que te has animado. Mucha suerte, es todo un reto personal, y requiere aprender algunas cosas básicas, pero en internet encontrarás mucha información sobre el tema y te servirá de ayuda. Al menos, a mí me sirvió. Espero seguir informada de cómo lo llevas en un tiempo 😉 Besitos.

      Le gusta a 1 persona

  2. Yo dejé de comer carne por ética y sigo sin comerla porque además he notado también que me beneficia la salud. Respecto al pescado, afotunadamente nunca me gustó, así que no lo comía desde mucho antes de decidir no zamparme a los animales. Y sí te entiendo muy bien, esto de no comer carne parece nadar contracorriente. ¡Ah, este documental fue el que me hizo dejar de consumir animales!, quizá ya lo conozcas “Earthlings” https://www.youtube.com/watch?v=pcpOYMjqPZ8 Saludos.

    Le gusta a 2 personas

  3. Yo entiendo ambas posturas, lo que no me parece correcto es meter el dedo en el ojo. Llegado el caso, antes del tercer grado, habría dicho que no me gustán los pimientos (a mi si me gustan) y, por lo tanto, me importa un pimiento el tema. Todo con la mayor tranquilidad y sin ninguna acritud 😛

    Le gusta a 1 persona

  4. Justo estoy trabajando en una entrada sobre este tema jajaja y es un tema bastante complicado para discutir porque todos somos diferentes y hay gente que es como muy radical sobre el asunto. Pero lo importante es que nos sentamos bien con nosotros mismos 🙂

    Le gusta a 1 persona

    • Pues ánimo con ello. Escribirlo me apetecía mucho, por no decir “gritarlo” a los cuatro vientos jeje. Pero sí, lo importante es hacer lo que uno crea oportuno con su dieta y vida, y respetar a los demás, aunque a priori no necesariamente les entendamos. Gracias por comentar 🙂 y espero leer pronto esa entrada 😉

      Le gusta a 1 persona

  5. Creo que no he hecho de lo que me sienta más segura y convencida que la decisión de no comer animales. Empecé por ética, continué por ética y sigo en ello por ética. La diferencia es que ahora no me siento sola (empecé de adolescente). Ahora somos numéricamente somos tantos, que somos un país y nos dan la razón. Solo tenemos un planeta y lo estamos devorando. Un saludo.

    Le gusta a 1 persona

    • En eso tienes razón. Cada vez hay más conciencia con este tema. Yo respeto todos los puntos de vista, pero cuanto más sabes de la industria, más te convences de que es lo más respetuoso con el medio y con los animales. Muchísimas gracias por tu comentario 😊, un saludote 😉

      Me gusta

  6. Hace poco hablaba con unos compañeros de trabajo sobre el tema. Una compi lleva curiosamente también tres años como vegetariana y no dejaba de repetir lo bien que se sentía, con más energía, mejores digestiones, menos enfermedades… que hace tres años. ¿Realmente uno nota una mejora física? Porque ese es un aliciente guapo, además de la opción de matar más animales.

    Le gusta a 1 persona

  7. Yo creo que entre pepín y pepón está pepe. La decisión de no comer carne es muy respetable, pero lamentablemente como dices, estarás harta de las mismas preguntas y opiniones. Los plásticos es otro tema aparte. Tienes razón, producimos un montón de plástico de un sólo uso para nada. El problema, y eso no quisiera comentarlo con pelos y señales aquí, es que en un futuro los países de occidente crearán nuevas leyes para proteger el medio ambiente como con el tema de los plásticos y demás materiales contaminantes, pero luego muchas empresas buscarán maneras para hacerlo en la otra punta del mundo donde parece que nadie les ve. Ojos que no ven, corazón que no siente. Lo digo porque trabajé en una empresa que hacía operaciones de ese tipo. 😦

    Te he visto indignada y todo! no es para menos.

    Le gusta a 1 persona

    • Indignación total, por la indiferencia, del que no sabe y no quiere saber. Me chirría todo el tema medioambiental, así que me quedé a gusto aquí jejej.

      Tienes razón, el hecho de que ya se incluyan en el etiquetado de cosméticos y demás los ingredientes con un bonito “libre de parabenos, etc.” es resultado de un consumidor consciente y exigente, que demanda transparencia y una tendencia a productos inocuos sin tanta química….

      Lo dejo, que me enciendo y me indigno más jajaja.

      Gracias por tus lecturas y la conversación. Un saludo 😉.

      Me gusta

  8. Pingback: Kits de salvamento o nutrición para casi vegetarianos | El pensadero de Yai

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s