Las esferas

Pesaban muy poco pero aplastaban sueños.

Los anulaban. Los destruían.

No se sabía cómo, pero anidaban en el Sistema Límbico, y desde allí, atacaban. Conseguían bloquear el engranaje que portaba a las esferas de sueños, luminosas y brillantes. Quedaba atascado por estas otras bolas, negras y opacas, de menor tamaño, pero que parecían reproducirse sin control.

A estos especímenes con vida propia los denominaron miedos.

Anuncios

13 comentarios en “Las esferas

  1. Las negras necesitan ocupar todo el espacio para llenarnos con su oscuridad, las blancas solo precisan de un resquicio para darnos algo de luz. Si no somos herméticos a nuestros miedos, seguro que algún rayo de luz se colará y podremos encontrar la salida 🙂

    Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s