Tu voto lo es todo y casualidades

Vengo de pasar unos días por Dublín, pero como este no es un blog de viajes, y además solo podría recomendarles sitios donde NO comer, prefiero contarles lo que se cuece por allí…

Aparte de disfrutar de un tiempo inusualmente bueno, había en el centro de la ciudad, justo en O´Connell Street, mucha gente en la calle repartiendo folletos. Y no eran de ONGs reclutando socios.

¿Y de qué va todo esto? Difícil no enterarse. A cada cinco metros, un cartel (o tres o cuatro).

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El tema a debate, el aborto. Y un referéndum el próximo 25 de Mayo en Irlanda.

A favor del SÍ, podías ver:

  • Una píldora abortiva conlleva una sentencia de 14 años de cárcel.
  • Nuestros cuerpos, nuestra elección.
  • Más de 170,000 forzados a ir al extranjero para abortar. Alguien que conoces necesita el derecho de elegir.

Y algunos por el NO:

  • Si matar a un bebé por nacer a los seis meses te molesta, entonces vota No.
  • En Inglaterra, uno de cada cinco bebés es abortado, vota no.
  • Tengo 9 semanas de edad. Puedo bostezar y patear. No me derogues.

En Irlanda al parecer, tal como nos dijo el guía del freetour, los temas más controvertidos se sacan a referéndum, para que así sea la mayoría quien decida. Además, se ve mucha participación en la calle. De repente un corrillo rodeando a un señor dando su charla por el “no al aborto” y un grupo de personas que, educadamente, pedía intervenir y esperaba su turno para rebatir su opinión. Eso es muy admirable, por parte de gobernantes (si respetan los resultados) y votantes (si ejercen su derecho al voto).

Lo que me es curioso es la manipulación propagandística. Da qué pensar ver cómo se hacen con el cierto pique entre irlandeses e ingleses, cómo se utiliza el comparar lo que pasa en un sitio para decir “esto pasa allí, no lo traigas a nuestro querido país, que nosotros somos mejores”. Una vez más, la política haciendo uso de patriotismos según cómo convenga…


Y en otro orden de cosas, curiosidades que te pasan en un destino turístico:

– Coincidir con dos chicas en cuatro sitios de la ciudad, que son: la fábrica de Guinness, unos jardines junto al IMMA (el Museo Irlandés de Arte Moderno), en un pub en el Temple Bar y en Kilmanhaim Gaol.

-Encontrarte volando de regreso en el mismo vuelo con una pareja junto a la cual estuviste en un pub una noche…

-Ver en Irlanda a un hombre con la misma camiseta (de tienda local) que te compraste hace unas semanas con el logo del pueblo inglés donde vives ahora…

Que puede que sea habitual, díganme ustedes, pero me pregunto cuántas casualidades así de probables pasamos como esas coincidencias mágicas dentro del marco “el destino”… La posibilidad de un resultado distinto cambiando las variables. ¿Y si hubiera hablado con las chicas? o intercambiado unas palabras con el hombre “Ey, yo tengo esa camiseta, ¿también vives allí?”.

Sobretodo es curioso encontrarte por segunda vez con esas personas con las que no has intercambiado una sola palabra y ver que reconocen tu cara. La sonrisa compartida detrás de un “Te conozco de algo” simultáneo.

Bonita Dublín, bonito viajar y bonitas las casualidades con las que nos topamos.

PD. Yo tendría claro mi voto en un referéndum sobre el aborto. ¿Tú?


instagram

_Llaysha_

Anuncios

11 comentarios en “Tu voto lo es todo y casualidades

    • Hola Jm. Entiendo en parte tu opinión, pero piensa que si pudieras votar (sí o no), estás inclinando la balanza. Porque podrías, por un lado, favorecer a que las mujeres tengan la opción de elegir, o por otro lado, como dices, coartar su libertad en un asunto que afecta a las mujeres de primera mano.

      PD. Upsss, imposible no posicionarme. 😜 Un abrazo, compañero.

      Le gusta a 1 persona

  1. Raro quizás que opine alguien como yo que nunca tuve hijos. Pero sí tengo clara mi posición en este tema, estoy en contra salvo en casos concretos y excepcionales.
    Ya sabes Yai, otro asunto controvertido … somos muchas y con opiniones distintas!
    Mi abrazo grande para ti

    Le gusta a 2 personas

  2. Me hiciste recordar una anécdota algo similar. Y sí que resulta bastante curioso. En cuanto al tema del aborto, comparto la opinión de que en casos excepcionales sí que debería ser viable. Lo que no debería convertirse en un capricho tipo: “siempre podemos abortar…” o “es la cuarta vez que me sucede, pero…”.

    Un placer siempre leerte, Yai.

    Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s