Aprender a bailar

Siempre desprecié el baile. No es que no lo vea hermoso como arte, que lo es, y lo sé. Soy capaz de apreciar la gracia de los movimientos que van al ritmo de la música. La agilidad, el encanto, la coordinación para clavar un paso en el momento justo, con precisión y fuerza. La belleza que hay en ello, el magnetismo que despierta ver a alguien dejándose llevar y moviéndose al son de la melodía. Y respeto el trabajo bien hecho que hay detrás, las múltiples horas de ensayo que se requieren para ganar esa maestría.

bailar

En mi caso particular, no me caracterizo por tener una gran coordinación ni mucho menos facilidad para el baile. Así que nunca me despertó un ánimo interno por apuntarme a clases. ¿A quién le apetece instruirse en una materia sabiendo que su dominio de la misma será penosamente lento? Sí envidio en parte a los que han dedicado parte de su tiempo a aprender a bailar, sea el género que sea. Sin embargo, llevo toda la vida escuchando que todo es ponerse. Pues así es como yo lo veo. Solo es cuestión de práctica, ¿cierto? Pues digamos que hasta este momento ha sido mi asignatura pendiente. Tenía una nota mental de “ya me pondré a ello cuando llegue un momento concreto en el que le pueda dedicar cierto tiempo de forma constante”.

Ahí está la contradicción. O la paradoja. Ya ni sé cómo llamarlo.

La vida pasa y seguimos aplazando cada pequeña o gran cosa que queremos lograr. Mi lista de cosas por hacer empezaba a ser ya muy larga, viajar por los cinco continentes, saltar en paracaídas, aprender a fotografiar las estrellas, de llegar a casarme, hacerlo en la playa, entre otras muchas cosas. Pero ha sido el baile lo primero que me ha venido a la cabeza. Ahora veo claro que el momento es ahora. Ya los médicos me han confirmado que perderé definitivamente la movilidad de mis piernas. Me ha entrado un pánico absurdo por no cumplir una de mis cosas pendientes y me he apuntado a clases de baile de salón.

A veces parece que necesitamos grandes impactos en nuestra vida lineal para dar un paso. En fin, hoy he ido a mi primera clase, y lo he pasado bien.

Cuídense, y bailen mucho.

baile


_Llaysha_

Anuncios

20 comentarios en “Aprender a bailar

  1. Me he reído mucho con lo de la coordinación, porque a mí me ocurre lo mismo: mis brazos y mis piernas no consiguen moverse al mismo tiempo, jajaja. Así pues, cuando he tenido que salir de fiesta, realizo un movimiento de asentimiento con la cabeza que llamo ‘feel the music’, mediante el cual por lo menos me muevo 😛
    No obstante, has tenido una buena idea apuntándote a las clases, y como dato te diré que una de mis amigas conoció a su novio en clases de baile de salón 🙂
    Un abrazo.

    Le gusta a 3 personas

    • Bueno, voy a ir despejando las dudas que me dejaron en las comentarios, que ya veo que el relato quedó algo confuso jejeje.

      Para empezar, comparto el gusto por el baile con la protagonista de esta historia, pero no me he apuntado a clases … aún 😜☘️. Y bueno, Pablo, el “feel the music” es más que universal, innato diría yo, no te lo puedes agenciar jajaja. Yo algo coordino, de hecho … (te lo voy contando en los otros comentarios para no repetirme jijiji). Gracias por pasarte por aquí, Pablo, yo también me estoy (mal)acostumbrando a que me comentes los posts 🙂.

      PD. No se me ocurre mejor ocasión para conocer gente que bailando, bien por tu amiga 😄.

      Le gusta a 2 personas

  2. Me perturbas emmm.. cómo te llamo yo ahora? las ideas se me derriten con el calor… no sé dónde empieza la historia y donde acaban los apuntes personales, o viceversa. Estoy seguro que debes bailar cien veces, que digo cien veces, mil veces mejor que yo. Vuela palomita! vuela!

    Cuando alguien habla de si no sabe bailar o de si adora ver como bailan o así, me acuerdo de Nani Moretti en su peli medio autobiográfica “Caro Diario”, donde contaba que le encanta ver bailar a la gente y que le encantaría bailar como Jennifer Beals, la de Flashdance. Un poco surrelista todo. Nani es así. 🙂

    Un besote grandote para la aprendiz de bailarina.

    No publico porque entre el calor y el enlazar un plan con otro, como que pasan los días y no paro quieto, pero llegará el día que me deje caer nuevas experiencias. 🙂

    Le gusta a 4 personas

    • “Me llaman el desaparecido, fantasma que nunca está”. ¡¡Dichosos los ojos!! Como quieras llamarme, Burdon, siempre inventando nombretes para denominarme, no seré yo quien te ponga límites, jejeje.

      Ya fui aprendiz de bailarina, un tiempito atrás, de bailes latinos, y contra todo pronóstico (créeme, nadie daba un duro por mi futuro como la reina de la pista), no se me daba mal. Ahí lo dejo 😎. Como le decía a Pablo en el anterior comentario, les voy a ir aclarando este post uno a uno, que quedó medio extraño.

      Un abrazo, y publique usted cuando quiera, y nos vamos leyendo al golpito, sin prisas ☘️🙂.

      Le gusta a 3 personas

  3. Tengo pésima coordinación, pero he descubierto recientemente que puedo moverme de manera coordinada con la música de los años 60 (y estoy muy sorprendida) Me preocupa la última parte, por favor Yai no me asustes…espero que lo de la movilidad de las piernas sea parte del relato y no la realidad. Un abrazo 🙂

    Le gusta a 4 personas

    • Yo también me considero un poco nula coordinando movimientos brazos-pies, pero como les comentaba a los demás, estuve hace unos años en clases de salsa y bachata y, oye, logré coordinar sin demasiada dificultad. Será que cada uno tiene que hallar su estilo, qué curioso lo tuyo, ¿no?

      La última parte forma parte de la ficción, no te preocupes. Tú sabes que mezclo unas cosas y otras y al final, me queda tremendo mejunje.

      Un abrazo, y gracias por estar por aquí ☘️😊.

      Le gusta a 2 personas

  4. ¿Por qué dejar para mañana algo que puedes hacer hoy? Jaja es mi frase que me digo a mi misma todos los días!! Me ha encantado tu relato y en la cuestión del baile también tengo dos pues izquierdos, pero acá entre nos me fascina ver las danzas de folklore mexicano. Un saludo 😊

    Le gusta a 2 personas

    • Hola de nuevo. Gracias por leerla. Empezó siendo un relato y al final me vi aclarando todo en los comentarios jejeje. Desde luego, cada día se puede hacer algo, si lo dejamos para otro día, pufff ahí se quedan las ganas de tanto procastinar. A mí también me gusta, y disfruto, viendo bailar, y siendo torpe y con todo, también bailando 😉🍀.

      Un abrazote y gracias por pasarte 😄.

      Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s