La secta y lo del premio (1)

-¿Y esto, Tita? – dijo Iriome, cogiendo una postal que asomaba por la caja repleta.

-Una postal desde Mallorca, de un gran amigo mío, Burdon. Un no parar de hombre, siempre está contándome por dónde ha estado en sus últimos viajes, y le gusta mandarme postales curiosas, si puede ser con veletas, mejor. Estuvo años por Suiza y Alemania. Habla alemán que da gusto verlo.

-¿Y este cuadro es tuyo?

-Es de una amiga, Rebe, ya te he hablado de ella. Una artista. Ahora vende cuadros, ya lo ves, se le da muy bien pintar paisajes de naturaleza coloridos, y me regaló uno de ellos hace tiempo.

-¿¿Y este libro?? ¿”Milagros en bicho raro”?

-Un regalo de Coremi, mi amiga argentina. Le encantó ese libro y cuando me lo regaló recuerdo que nos reimos porque le dije si me veía como un bicho raro y si iba con segundas, por el título. Un amor de niña, y es una pasada lo que sabe, de cine, de libros. Una pasada… Ahora es crítica de cine, ¿te lo había dicho?

Sin esperar respuesta, la mujer cogió otro libro de la caja y se lo mostró a su sobrino.

-Mira este, “Perdido en el ártico”, escrito por Álvaro. Lo releo con bastante frecuencia. Antes de ser novelista solía escribir relatos breves, pero intensos. Me encanta la forma que tiene de describir un sentimiento. Cuando crezcas, te lo presto y verás que te gusta.

Y sacó otro libro, y se quedó sonriendo leyendo la dedicatoria.

-Madre mía, cómo pasa el tiempo. Pablo me regaló su décima novela y me la dedicó cuando nos vimos en Valencia. Nos empezamos a leer mutuamente y mira, las amistades surgen sin darse uno cuenta. Me acuerdo que nos enviábamos unos comentarios todos tochos y así conversábamos. – empezó a reírse a carcajadas al recordar.

Entonces le tiró de la falda su sobrino.

-¿Pisiqué? – Iriome estaba leyendo la contraportada de un libro.

-Psicología, es lo que estudió Sara. Siempre ha tenido una sensibilidad fuera de lo común, y recuerdo que solía acompañar el texto con una imagen relacionada en movimiento. Era cuidada hasta para eso, eran detalles elegantes. Una lástima que en los libros de antes no había imágenes en movimiento.

-¿¿Y esto qué es?? – dijo Iriome, cogiendo, sorprendido, un bote de cristal.

Un percebe. – contestó su tía, sonriendo – Un regalo que me hizo JM Vanjav, un amigo muy gracioso, me lo entregó y me dijo que era como darme una parte de él. Es muy largo de contar, nos reíamos todos mucho con sus ocurrencias. Un tipo peculiar.

-A comer todo el mundo – ¿todavía no han empaquetado lo demás? – dijo la madre de Iriome, entrando al salón.

Estamos viendo los regalos de los amigos de Tita… Los de la secta.

Las mujeres se miraron y empezaron a reír.

Continuará…

secta


Hasta aquí la primera parte de una nueva sección donde escribiré sobre otros blogueros. Es la forma que se me ha ocurrido para responder a dos Blogger Recognition Awards que me han dado y a la vez, premiar a otros. Espero que les guste, tengo una lista de blogs pendientes por nombrar, así que atento/a, que igual apareces en el siguiente!

Gracias a Jordi, y a Estrella, por haberse acordado de mi blog y haberme nominado para estos premios blogueros. Me salté un poco las normas, pero sé que ustedes me lo perdonan todo ;).

Blogger Recognition Award


instagram

_Llaysha_

Anuncios

32 comentarios en “La secta y lo del premio (1)

  1. Vaya un repaso que das al vecindario, una situación posible, una realidad alterna con personajes reales. Una visión que, seguramente, entretiene tu imaginación cuando falta le hace. Me parece una buena forma de contar cosas interrelacionando las dimensiones blogueras.
    Saludos y Congrats Yai 🙂

    Le gusta a 3 personas

  2. Pues en realidad sí que me he reído y me ha gustado mucho 😀 Has tenido una buena idea huyendo de los formalismos para premiar nuestros blogs. Responder a las preguntas en ocasiones resulta un poco pesado y se agradece algo distinto para variar.
    Asimismo, muchas gracias por la parte que me toca 😊 Décima novela… 😍 jajaja
    Un abrazo.

    Le gusta a 3 personas

  3. Practicar el arte de la vida, hacer de la propia vida una “obra de arte” equivale en nuestro mundo moderno líquido a permanecer en un estado de transformación permanente, a redefinirse perpetuamente transformándose (o al menos intentándolo) en alguien distinto del que se ha ido hasta ahora. Esta es mi experiencia después de haber leído tu texto. Felicidades.

    Te invito a leer mi más reciente publicación llamada Así conocí a Pablo Escobar… Gabo llega en su momento. Te comparto el link

    https://lagachamanzanaequis.wordpress.com/2018/08/01/asi-conoci-a-pablo-escobar-gabo-llega-en-su-momento/

    Le gusta a 2 personas

  4. Empecé a leer tu relato y :” ¡Burdon está en el mismo, qué interesante! A ver como sigue”…y aparecí yo jajaja. Me has dibujado una sonrisa en la cara, no puedes verla pero ahí permanece mientras te escribo. Gracias por tus amables palabras y por la nominación. Me pondré a investigar un poco de qué va el tema. Y orgullosa de pertenecer a tu secta. Un beso enorme Yai 🙂

    Le gusta a 2 personas

  5. Pingback: Blogs que recomiendo sin pestañear – Saltos en el Viento

Responder a burdon Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s