Planeta diminuto

Siempre fui un planeta diminuto.

O eso me parecía.

Un pequeño mundo con sus trifulcas y sus mareas.


Mi existencia era un constante peregrinaje.

Yo era un ser errante, vagabundo.

Girando eternamente alrededor de una enorme estrella.

Una preciosa y brillante que era tan inalcanzable como el horizonte.


Apuraba mis pasos para dar con ella.

Soñaba con ello.

Perseguía su luz.

Lo deseaba con todas mis fuerzas, porque eso significaría el fin de mis pasos erráticos.


Pero la protagonista de mis anhelos era fugaz, como el tiempo. Y cada vez que casi saboreaba estrecharla, desaparecía.

Entonces un día, cansado, me senté y vi algo reflejado en las aguas saladas.

Allí había una extraña luz con destellos multicolores.


Entonces me di cuenta.

Resultó que yo, que me había creído planeta, era estrella.

 

 

Roque Nublo, Gran Canaria (Canarias)

Esta foto sí que es mía. El Roque Nublo (Gran Canaria). Efecto tiny planet.

 


_Llaysha_

Anuncios

6 comentarios en “Planeta diminuto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s