Desde el óxido

Y yo, que les he visto crecer,
me pregunto cuándo acabará su rebeldía.
Y es que antes se oía que nosotros,
los de hojalata y modernos metales,
alzaríamos nuestra fuerza contra ustedes,
los humanos,
o denominados como tales.

Y de tenerlos de carne, como los suyos,
estos ojos míos, de tuerca,
de mis cuencas asustadas
se me saldrían,
al ver que pasan los años
y ustedes creyendo que algo épico pasará en un futuro lejano
y a lo mejor entonces podrán remendar su fechoría.

Pero desde aquí yo veo,
con mi lógico razonamiento,
que a menos que quieran,
nada pasa,
salvo valioso tiempo.
Y solo cambiará algo cuando trabajen juntos
y levanten la voz fuera de casa.

Y de hacer mucho ruido y exigir a los de arriba
no solo va la cosa,
sino también de reflexionar bien antes de intercambiarse las monedas,
para adquirir a cada rato todo eso

con lo que se cubren de forma vistosa
o cuando compran comida que meterse en la boca.

Ojalá escuchen mi voz alta y clara
y dejen de comportarse como majaderos,
ya que si no ponen remiendo ahora,
a esa rebelión pacífica que debiera pasar
no le llegue nunca su hora
y del mundo que conocemos
no quedarán más que ceniza y huesos.

Por eso te digo a ti, persona que lees esto,
actúa hoy,
que ni lo animal ni los de metal podemos.
Por un planeta limpio donde quepamos todos.
Piensa en tu hogar y arrima el hombro,
que no es solo tuyo,
pero en ti está frenar este entuerto.

Fotografía: Adasat Delgado @adasatdelgado

Fotografía: Adasat Delgado @adasatdelgado


instagram

_Llaysha_

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s