La mujer del espejo

Ella sentía un escalofrío cada vez que se peinaba o que se arreglaba frente al espejo. Empezó a temer mirar su reflejo. O más bien, el de los que la acompañaban. Le causaba náuseas y terror ver los ojos ansiosos que la miraban desde el otro lado.

Cuando coincidían las miradas de ella con las de aquellos seres era capaz de sentir su hambre y su deseo de traspasar el cristal. La decisión que tomó fue quitar todas las superficies en las que pudieran reflejarse aquellos ojos que la seguían por la casa. Por eso quitó todos los espejos y los cristales de las ventanas. Ella consiguió dejar de ver aquellos ojos hambrientos, pero ellos nunca dejaron de observar a la mujer del espejo. ⠀


instagram

_Llaysha_

2 comentarios en “La mujer del espejo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s