De amores incondicionales y decisiones

Escuché que solo madres y padres entrañan la fuente más pura de lo que llaman amores incondicionales.
Creo que quien dijo eso no tiene sobrinos. Porque yo no soy capaz de ver límites en el querer y de tanto que quiero a los míos, sé que adoraré a mis sobrinos como extensiones suyas que son, y se formarán lazos fuertes como tentáculos de pulpo achuchadores igualmente duraderos.


Lo mismo que nos salva nos quiebra.

En sentir no hay garantías. Está presente la vulnerabilidad de dar de ti, de abrirte, sin saber si habrá algo de vuelta.
El amor es así. Nos salva, nos eleva, nos alimenta si es bueno, nos abriga el alma y nos sumerge en aguas en calma. Es luz que ciega. Y provoca al corazón un latir fuerte, en sintonía perfecta o en contundente arritmia. Pero todo entraña un riesgo. La cara B, la otra puerta. Porque el amor también nos desarma, nos hunde, nos rompe el pecho y las esperanzas, nos quema si se va, el alma nos agrieta y el cuerpo entero nos quiebra.
Sabiendo lo que da y lo que quita, se puede elegir hacer la apuesta de querer con todo, de abrir esa puerta o seguir sin reparar en ella.
Sopesa, escucha tu voz interna y dite a ti mismo en voz baja qué eliges tú, si te atreves o no a cruzar la puerta.


Yo elijo cruzar la puerta. Yo quiero querer.
⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
El deseo de amar de forma consciente es una elección clara. Me permito sentir. Siempre y mucho, a chorro y sin limitaciones. No sé ser de otra manera. Solo he de aprender a escucharme y observar, porque hay ocasiones en las que debo redirigir estos quereres a espuertas. Sin más neura.
⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
Creo firmemente que el amor es la base que sustenta la vida. Aunque pueda no verse claramente con los ojos, ahí está. Es la red invisible que aguanta el peso y sostiene la forma. Igual que el fotógrafo, al que no se suele encontrar en la foto porque está más allá de la cámara, haciendo posible que existan instantes capturados, pero es quien está detrás y es el artífice que creó algo eterno.
⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
Como es la figura de mi madre en esta imagen y en la familia. Su presencia puede no apreciarse en todo momento, pero es ella y su esencia quien mantiene visible lo real y bueno. Gracias, mamá. Sigues enseñándome de amores sin condiciones, a amar siempre, de la mejor manera que cada uno sepa, aunque prevalezca el silencio o sobresalga la distancia.

Puede que sea por ella, que haya interiorizado su ejemplo. Aprendí que lo mejor que puedes hacer es lo que por naturaleza te sale, que en mi caso es querer a raudales. Aunque en estos momentos debo aprender a alejarme y querer más allá de ser y estar. También ahora comprendo que detrás del escenario, entre bambalinas, puede no verse a la persona, pero el amor sigue estando, y desde el otro lado se quiere igual.


instagram

_Llaysha_

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s