Reencuentro

Me cuenta el diccionario que hay tres acepciones de la palabra “reencuentro”:

1. Acción y efecto de reencontrar.

2. Encuentro de dos cosas que chocan una con otra.

3. Choque de tropas enemigas en corto número, que mutuamente se buscan y se encuentran.

Sigue leyendo

Anuncios

Los tres escalones

Como tres pesados escalones, largos y altos, recorridos. Tres décadas.

Sigue leyendo

Lina

Lina2

Lina no lloró el día que murió su madre.

Tampoco el día que se escapó su conejito Mimo. Era una niña en ocasiones muy introvertida, y en otras podía ser muy curiosa y habladora. Su padre entendía y amaba su forma de ser. Salvo su ligera inexpresividad, era una niña encantadora. Sus notas eran buenas, incluso excelentes en algunas materias, y aunque no tenía muchos amigos, se relacionaba sin dificultad.

Sigue leyendo

Tréboles verdes

Todo lo que empieza, más tarde o más temprano, acaba por terminar. En el fondo lo sabemos, nada es para siempre.

treboles tres hojas

Tréboles, uno de esos símbolos de suerte y buenos deseos.

La vida son los cambios, aun cuando pretendemos que todo siga igual. Es irrefrenable, con sus momentos buenos y no tan buenos, todo es temporal. Y lo mismo sucede con quienes los viven con nosotros. Los familiares, los amigos, todas esas personas que conoceremos en nuestra vida, unos pasarán sin apenas fijarnos, y otros van a dejar su marca en nosotros.

Sigue leyendo

Pa’ las pintas

Me parece que he encontrado el lugar perfecto para decirlo sin morir en el intento. Entre tanto “feisbu“, tanto “istagrán“, parece que lo que cuenta hoy por hoy es el dichoso postureo, (lo que de toda la vida se ha dicho “pa’ las pintas”). Redes sociales a miles, hay tantas opciones, que es difícil teclear el nombre de alguien por internet y no encontrarlo. ¡Qué suerte! Así estamos en contacto, porque …¿son pa’ eso, no? ¿o no? …

Sigue leyendo

Cultívate en no necesitar

Este post bien podría ser un grito proecológico… ¡Cultívate en no necesitar! Ni zapatos nuevos, ni ropa nueva, olvídate de gastar, gastar, gastar… Pues no iba por ahí, aunque seguro que retomaré esa línea en posts venideros (movimiento hippie al poder :P). Lo decía en un sentido meramente afectivo. No es que yo sea una experta en la materia, pero es algo que me apetecía reflexionar “en voz alta”. A ver, empezamos…

chica pensativa

Cultivarse en no basar nuestras necesidades en cuestiones externas nos evitará más de un quebradero de cabeza…

Sigue leyendo