Reencuentro

Me cuenta el diccionario que hay tres acepciones de la palabra “reencuentro”:

1. Acción y efecto de reencontrar.

2. Encuentro de dos cosas que chocan una con otra.

3. Choque de tropas enemigas en corto número, que mutuamente se buscan y se encuentran.

Sigue leyendo

Lina

Lina2

Lina no lloró el día que murió su madre.

Tampoco el día que se escapó su conejito Mimo. Era una niña en ocasiones muy introvertida, y en otras podía ser muy curiosa y habladora. Su padre entendía y amaba su forma de ser. Salvo su ligera inexpresividad, era una niña encantadora. Sus notas eran buenas, incluso excelentes en algunas materias, y aunque no tenía muchos amigos, se relacionaba sin dificultad.

Sigue leyendo

Objetivo

La llegada de un nuevo año marca, mientras se aproxima, la cercanía de lo que queremos entender como un abismo. Un vacío. Como una libreta en blanco, preparada para ser escrita. Un cambio de calendario que vemos como un final y un principio de algo.

El pasado año ha sido oscuridad e incertidumbre. Tormentas y huracanes. Aires fuertes y sombríos que despeinan y tumban. Que te quiebran las piernas y el ánimo.
Pero entre los días lluviosos y grises, se coló un hilo de esperanza.

Sigue leyendo

Tu día

Hoy hace 28 años que llegaste a este mundo. Y quién te lo iba a decir, ahora lo recorres en coche de a poquitos.

Lo hiciste pisando firme. No das un paso en falso, siempre sabiendo bien hacia dónde vas y lo que quieres.

Marcas tu camino sin importarte las segundas opiniones.

Sigue leyendo

El tiempo y eso suyo

Qué bonito debía ser.

Cuando dos enamorados se separaban y esperar y confiar en que cada viernes el cartero suba la cuesta con una carta para recibir buenas nuevas. Y así recordarse o irse olvidando. O cuando una despedida significaba parar el reloj aquí y encenderlo allá.

Cuando su paso era lento.

Sigue leyendo

Ella

Ella es especial.

De esencia única.

Y grande de espíritu.

Siempre jugó en otra liga, la de los seres extraordinarios.

Ella está por encima de modas, de envidias y de riñas.

Porque es íntegra, y le sobran los adornos de cualquier tipo.

Sigue leyendo

Cultívate en no necesitar

Este post bien podría ser un grito proecológico… ¡Cultívate en no necesitar! Ni zapatos nuevos, ni ropa nueva, olvídate de gastar, gastar, gastar… Pues no iba por ahí, aunque seguro que retomaré esa línea en posts venideros (movimiento hippie al poder :P). Lo decía en un sentido meramente afectivo. No es que yo sea una experta en la materia, pero es algo que me apetecía reflexionar “en voz alta”. A ver, empezamos…

chica pensativa

Cultivarse en no basar nuestras necesidades en cuestiones externas nos evitará más de un quebradero de cabeza…

Sigue leyendo