El ático

Fue un día cualquiera del calendario cuando decidió volver a subir. Con las manos vacías esta vez. Aquel que había sido su espacio donde refugiarse y esconderse del mundo, había quedado algo descuidado, aunque nunca lejos de su mente.

Sigue leyendo

Anuncios

Murphy, te odio

Eddie Murphy

Eddie Murphy, con cara sospechosa

Al menos puedo decir que lo hice.

Ahora que ya está la suerte echada, me asalta la curiosidad. ¿Qué pasará mañana? ¿Qué dirán de mí? ¿.Llegará mi nombre a ocupar unas breves líneas de la BBC? (Sin foto, espero).


Sigue leyendo

Qué echaría de menos si volviera a España

Cuaderno de bitácora 3

 

paisaje naturaleza amanecer

Estoy en racha fotografera

Escribo esta entrada muy de rebote. La encontré en el blog de Burdon, Perdido en el Norte, que a su vez escribió por una propuesta inicial desde La libreta roja, y aunque ya había leído el tag hace unos meses, es ahora cuando siento que realmente puedo contestar a la pregunta.

Sigue leyendo

Haz feliz a una loca

Aunque ya pasó el Día de Acción de Gracias (que a mí realmente, como tradición, me dice más bien poco), hoy quiero compartir con ustedes la alegría inmensa que me da ver que escribo y que alguien lee al otro lado.

 

(Graciasgraciasgracias).

 

Humor amarillo

¿QUIÉN NO VEÍA HUMOR AMARILLO?

Sigue leyendo

Premios Blogosfera 2017

Buenas a todos y todas.
Hace cosa de dos años que comencé con este blog, y esta andadura me ha servido para dar un paso hacia delante, como imagino les ocurrirá a muchos de ustedes.
participante premios blogosfera 2017

Insignia de participante de los Premios Blogosfera 2017.

Sigue leyendo

Síndrome del escritor

Sí señor, síndrome del bloqueo del escritor.

Bola papel arrugado

Esos borradores arcaicos en forma de papeles arrugados.

Estoy definitivamente atascada, sin saber bien sobre qué escribir, pero de esto, doble lectura. Uno, estoy atascada, eso es un hecho y no hay más vuelta de hoja (aplauso por esta expresión tan bien traída). Y dos, ¡ey, me creo escritora si ya tengo este síndrome!

Si también es tu caso, estarás como yo, que a poco que pienses como ideas sobre las que basar una nueva entrada, las descartas, porque te parecen insuficientes, o inconexas, o igual crees que es tu falta de técnica y de recursos para escribir.

Pues te voy a regalar un apunte. Un extracto de la introducción de un libro de Stephen King que leí hace poco:

Sigue leyendo