Murphy, te odio

Al menos puedo decir que lo hice.

Ahora que ya está la suerte echada, me asalta la curiosidad. ¿Qué pasará mañana? ¿Qué dirán de mí? ¿.Llegará mi nombre a ocupar unas breves líneas de la BBC? (Sin foto, espero).


Sigue leyendo

Anuncios

Qué echaría de menos si volviera a España (Cuaderno de bitácora 3)

La libreta roja

Escribo esta entrada muy de rebote. La encontré en el blog de Burdon, Perdido en el Norte, que a su vez escribió por una propuesta inicial desde La libreta roja, y aunque ya había leído el tag hace unos meses, es ahora cuando siento que realmente puedo contestar a la pregunta.

Sigue leyendo

Balance del año (Recordando)

Les (y me) recupero esta entrada para un momento de reflexión conjunto para despedirnos del 2017.

Balance del año

PD. Prometo que en el 2018 vienen muchas historias y cuentos. Quédense por aquí cerca, que si no, me da frío.

Les apapacho desde aquí con cariño infinito,

Yai

balance pensadero de yai 2

El bloqueo del bloguero

Leía ayer un blog, de los que no puedes parar de leer, Soldadito marinero, de los que enganchan con lo que escribe. Y leía su entrada “Entre gajos y gajas”, y no podía dejar de aplaudirle en mi mente.

¿Cómo puede ser que nos pase por la cabeza el mismo tipo de pensamientos? Supongo que las similitudes son lo que nos hace conectar unos con otros por este mundo virtual.

Volviendo a su entrada, dejando de lado el tema de la media naranja y los gajos, en cuanto a la escritura en un blog, creo que es algo que nos pasa a muchos.

img_1066

Sigue leyendo

Introducción en el mundo bloguero

Y aquí empieza mi primer blog personal, pretty simple (que significa “bastante simple”, para los que no dominen el “English pitínglish”).

Introduccion mundo bloguero

Realmente nunca había hecho nada así, escribir mis pensamientos en internet, en mi propio blog personal. Puede sonar un poco pretencioso… ¡¡como si alguien lo fuera a leer!! Podría haber escrito simplemente un diario en papel, pero creo que puede salir bien el proyectito (usemos “ito” para no darle demasiada importancia).

Sigue leyendo