La hormiga pensante (2)

Tu visión del futuro a medio plazo no solo llegó a imaginar lo que harías, los viajes, los planes. Tus ambiciones llegaron a visualizar incluso una versión mejorada de ti mismo.

Una persona libre de la rueda que nos atropella la voluntad y la razón. Una dinámica en la que entramos, sin quererlo. Que nos hace creer que “más” es mejor. Más cosas. Y más nuevas, imprescindible.

Te venden la felicidad como una cima a la que llegar, a través de ese pack “coche+casa+mucha ropa+muchos zapatos+mucho de todo”, y si lo puedes renovar cada año, mejor que mejor. Pero ya sabemos que la felicidad, así concebida, es una ilusión. Cualquier bienestar que nos pudiera generar el adquirir algo es totalmente efímero.


Aquí una ya famosa cita de Jim Carrey, que da mucho en lo que pensar:

“Espero que todos puedan volverse ricos y famosos, y tener lo que soñaron, para que se den cuenta de que esa no es la respuesta “.

Crean necesidades donde no las hay. Y nos las creemos todas. Y, lo que es peor, las compramos. Así, envueltas de un plástico que más pronto que tarde acabará recubriendo este planeta.

Usar y tirar. Consumir, gastar y volver a consumir.

La norma es dar de comer (enriquecer hasta la saciedad) a los que ya lo tienen todo y gobiernan el mundo. Al Señor Nestle, CocaCola, P&G, BP, Kellogg’s, y demás.

esquema grandes marcas pequeñas empresas

Los tentáculos de las grandes empresas son casi infinitos

“La felicidad está en el camino” (eslogan trilladísimo ya), claro, claro, pero mientras, compra esto, y esto otro, también.

La felicidad real, o al menos ese estado de bienestar personal al que quiero llegar, se llama libertad, de pensamiento, de escoger. Con calma plena. Juzgar bajo mi propio criterio lo que necesito y lo que quiero a mi alrededor en cada momento.

Creo firmemente que solo siendo verdaderamente libre se puede ser feliz. No se puede seguir siendo parte de esta rueda sin sentido. Es insostenible. Quiero elegir, de verdad, con conciencia y respeto. Hay que molestarse en pensar un poco más allá en el proceso. De dónde viene lo que tenemos en nuestras manos, y cuál será su destino tras su breve vida útil. Ya sea una pieza de ropa, el envase de las galletas o los ingredientes del gel de baño.

Piensa globalmente, actúa localmente.

Porque, ¿qué pasaría si actuáramos en conjunto y con conciencia?

Seamos consumidores conscientes y concienciados.

Quizás cambiara algo.

Quizás los ricos no serían tan ricos, ni los pobres tan pobres.

Consumir productos locales, consultar etiquetas, aprender qué es nocivo para mí y para el medio ambiente, disminuir los residuos que genero a mi paso, … Aquí una hormiga pensante caminando hacia el minimalismo y el ecologismo…

cita proxima revolucion

Evitar el consumo de según qué marcas está en nuestras manos

Y ahora, después de darles la turra, disfruten: 🙂


instagram

_Llaysha_

Anuncios

35 comentarios en “La hormiga pensante (2)

  1. … tengo que confesar que a mí el Señor Coca-Cola me ayuda mucho en el día a día, encuentro sus productos maravillosos, jajajaja. Y respecto a la felicidad, ahora tengo la posibilidad de comprar y leer más libros y tebeos que nunca en mi vida… y siento un profundo deseo de devolverlos todos porque es todo ese momentito fugaz…

    Le gusta a 1 persona

  2. Sabias palabras Yai, muchas gracias por compartir tus reflexiones con nosotros 🙂 me gustó mucho la frase de Arundhait Roy, a veces me olvido que en realidad las corporaciones penden de nuestras decisiones y no al revés. Un beso 🙂

    Le gusta a 1 persona

  3. Andas pensando lo mismo que yo, lo de que cuando no necesitas tanto, eres más feliz. De no caer en lo de acumular cosas. En eso las grandes empresas son unos genios, crean la necesidad donde no la hay. Me mola el vídeo del rapero, tiene flow. 😀

    Le gusta a 1 persona

      • Eres hip hopera no?, veo que te las sabes, bien bien… esa la cantó en el concierto. Pues esta última semana no he tenido tiempo para nada, estuvo aquí de visita la novia, ya tiene ganas de volver para quedarse. Ya caerá un nuevo post, que pasan cositas! PEro tengo que asentarme un poco más, que tengo muchas cosas por hacer, como por ejemplo arreglar el coche, me dieron un porrazo. En fin..

        Un abrazote pa la hip hopera de la trenza. 🙂

        Le gusta a 1 persona

        • Me imagino que no has parado, bien lo de tu novia, para quedarse, así es como es ☺️. Pues ya se te acumulan cosas que contar, el porrazo ese (espero que solo un sustillo), y lo que quieras contar sobre tu nueva y flamante vida isleña.

          Claro que sí, hiphopera jaja. Abrazooo🍀.

          Me gusta

  4. Reflexiones tan interesantes y tan olvidadas por todos… la meta de todos es tener y tener y el mayor vacio es no tener con quien compartir nuestros logros… es tan diferente la necesidad del deseo… poco a poco vamos aprendiendo, pero como dice Jim Carrey, hasta que no lo tenemos no nos damos cuenta de que no es lo que queremos.
    Gracias Yai por recordarnos todo aquello que olvidamos cuando nos sumergimos en la sociedad consumista que nos rodea.
    P.D. Me pasado por tu blog a conocerte tras hacerte seguidora del mio… y tengo que decirte que gracias por dejarme descubrirte, porque llevo unos días leyendo algunos de tus post y me gusta mucho tu forma tan natural de contar tus historias en las que todos nos podemos sentir identificados en algún momento.
    Un Saludo ;P

    Le gusta a 1 persona

    • ¡Hola Caminante!

      Ante todo, muchas gracias por tu comentario.
      Así es, no sé si es solo lo que veo en mi entorno, pero creo que hay una corriente, por así de irlo, de personas que empiezan a salirse de lo habitual, del consumismo excesivo e irrespetuoso, que como bien dices no es lo mismo necesitar algo que simplemente tener un antojo o un capricho, que, además, suele estar dictado por las modas y los falsos deseos que nos inyectan desde todos los medios posibles.

      Gracias a ti por apreciar mi reflexión, que al final es un pensamiento que compartimos muchos.

      PD. Eso es lo bueno de seguirnos y leernos, sentirnos identificados en otros textos y conectar con lo que tengamos que decir. El gusto es mío. ¡Un abrazote! ☘️😊

      Le gusta a 1 persona

  5. Me ha gustado mucho la reflexión que has hecho, puesto que yo también la hice mientras estudiaba Publicidad y Relaciones Públicas en la facultad. Sabía que era una profesión que no iba conmigo, puesto que me hacía sentir deshonesto y pretendía pintar una visión de la sociedad que siempre he criticado. A pesar de ello, terminé graduándome, aunque tenía claro que no quería que mi trabajo consistiera en engañar a la gente.
    Por cierto, yo también soy anticocacola 😉
    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    • Buenas, Pablo. Muchas gracias, es que es un tema muy a la orden del día, y lo sabemos, y parece que no sabemos reaccionar. El consumismo sin pies ni cabeza, estar enfocados para trabajar, trabajar, trabajar, … Ay, me puede esta temática jejeje. Ya estoy tardando en escribir la tercera parte de “La hormiga pensante” 😜.

      Eso es así, a veces nos inclinamos por una u otra carrera o por según qué caminos, y luego nos damos cuenta de que eso es no es para uno. Eso es lo bonito también, escoger y cambiar con la misma.

      Muy bien, haciéndome equipo ahí contra la gran Doña CocaCola 😉🍀.

      PD. Me voy volando a tus otros comentarios para ir respondiéndote a todo poco a poco. Gracias por pasarte, qué alegría empezar el día sabiendo que te han leído (y comentado 😀). Un abrazote.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s